Comuna 13

#TuBarrioAhora: La basura se acumula en el cordón

Comuna 13

Los problemas con la basura continúan y las campanas verdes en la Ciudad no aportan soluciones. En el barrio de Colegiales las pocas que hay no alcanzan, los recolectores o recuperadores de reciclables no realizan bien su trabajo y los vecinos no toman conciencia en la mayoría de los casos de la importancia que tiene separar los residuos y dejarlos en los depósitos correspondientes.

El gobierno porteño removió cerca de 700 de los 2800 contenedores verdes que había colocado en las calles, las campanas verdes eran “responsabilidad” de los 4500 cartoneros que forman parte de las cooperativas con zonas asignadas. Sin embargo, según denuncian desde la administración, el vandalismo y los más de 3000 recuperadores informales hicieron que el Ministerio de Ambiente y Espacio Público modificará el diseño de los recipientes, con más tecnología.

Según cifras oficiales, sólo el 30% de la Ciudad está cubierta con las campanas para reciclables. El gobierno de la Ciudad planea la construcción de dos plantas de tratamiento de basura que se instalarán detrás del Parque de los Niños, en la Costanera Norte, y en las inmediaciones del Autódromo, en Villa Soldati. Allí se procesarán  2000 toneladas de basura. Las obras de estas dos plantas están licitadas por unos $ 5000 millones.

Los problemas vinculados con la suciedad persisten año tras año, más allá de la baja en las cifras, y surgen nuevas necesidades en los barrios para mantenerlos limpios.

Los recuperadores urbanos, cumplen un rol fundamental en todo este proceso. Se ocupan de clasificar los materiales separados y a venderlos a distintas empresas que los reciclan y los convierten otra vez en materias primas. Actualmente son más de 5000 trabajadores distribuidos en 12 cooperativas, que fueron integradas al servicio público de Higiene Urbana de la Ciudad desde 2012. Pero algo está fallando ya que la basura se sigue acumulando en muchos barrios de la Ciudad

A la hora de evaluar el problema y realizar un balance de ese momento a esta parte, no dudaron en remarcar las mejoras alcanzadas y reparar en los puntos flojos que rodean al sistema pese a los cambios. Consultados por este medio, coincidieron en afirmar que se avanzó mucho respecto de la colaboración de los porteños y su aceptación en la separación de residuos, pero que todavía no se llega a cubrir el cien por ciento de los circuitos definidos en la recolección por falta de infraestructura y recursos.

Comentarios

Comentarios