Comuna 2

Multan a tatuadores por arrojar residuos peligrosos

Comuna 2

La galería Bond Street, en Recoleta alberga a numerosos tatuadores, pero algunos no son prolijos al arrojar a la basura los materiales descartables que utilizan, por eso mediante un juicio abreviado, la Justicia porteña condenó a tres encargados de dos locales que funcionan dentro del paseo de compras, a pagar una multa de $15.000.

Los infractores realizan su actividad en los locales “Mother Fucker” y “Aleman Tattoo“, ambos ubicados dentro de la Bond Street, en avenida Santa Fe 1670, y recibieron una sanción de cumplimiento efectivo por arrojar sustancias insalubres en lugares de acceso público, al tiempo que una de las tiendas, Mother Fucker, también violó la clausura posterior del establecimiento.

La decisión, resuelta por el juzgado N° 31 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, responde al resultado de una inspección que se había realizado a principios de marzo, y en la que se hallaron “diferentes insumos relacionados con la actividad de tatuajes, como ser gasas, apósitos, jeringas, guantes de látex, máquinas de afeitar descartables, servilletas entintadas con restos hemáticos, todos previamente usados”.

El fallo, publicado en el sitio iJudicial, del Consejo de la Magistratura porteño, indica que la condena se dicta “por arrojar y/o verter sustancias insalubres a la vía pública que fueron generadas en los locales comerciales dedicados al rubro de tatuajes, tales como jeringas usadas, apósitos y algodones manchados con sangre, los cuales fueron dispuestos sin ninguna medida de seguridad sanitaria y de profilaxis, como residuos domiciliarios”.

En el juicio abreviado, los tres responsables se hicieron cargo de su accionar, y aceptaron la multa impuesta.

 

Comentarios

Comentarios