Ciudad

Se complica la situación de los manteros de Once que fueron desalojados y reubicados

Ciudad

Arrancaron en abril con más de 800 inscriptos, pero hoy tienen cada vez más puestos vacíos. Luego del feroz desalojo que sufrieron y tras arduas negociaciones con el Gobierno porteño, los manteros fueron reubicados a principio de años en la Feria de Once, entre en La Rioja 70, y la de la Estación, en Perón 2869.

No obstante, los puesteros denuncian que venden poco y que el lugar tiene muy poca circulación de gente. “De los 865 feriantes que entraron al principio, hoy quedan entre 300 y 350. Muchos de ellos, ante la ausencia de ventas, se fueron”, sostuvo Omar Guaraz, titular de la Asociación de Vendedores Libres, al diario Clarín.

En el lugar se pueden encontrar productos de cuero, calzado, libros, bijouterie, juguetes, enchufes, adaptadores, accesorios para celulares. Y ropa, mucha ropa: deportiva, para chicos, de fiesta. Lo que sí es imposible de hallar son clientes. El galpón suele estar vacío y casi no se venden productos.

En la Cámara de Comerciantes Mayoristas de Once (CADMIRA) también reconocen que “los nuevos predios a los que se mandó a los manteros no están muy llenos”.

“Son una propuesta muy interesante, pero hay que seguir acompañando para que encuentren un sendero más comercial y no vuelvan a ocupar la calle”, observa Carolina Magariños, secretaria general de esa entidad y vicepresidenta segunda de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad (FECOBA).

El Ministerio de Espacio Público de la Ciudad, que controla tanto el presentismo de los vendedores como su mercadería, no brindó cifras sobre el nivel de ocupación actual en ambos paseos.

Comentarios

Comentarios