Ciudad

Restauran un viejo vagón de la línea A para convertirlo en un restaurante en Los Piletones

Ciudad

Cuando los viejos vagones de la línea A fueron quitados de circulación, muchos consiguieron un nuevo destino, ya sea como parte de una muestra histórica o recorridos especiales para turistas y nostálgicos. Uno de esos vagones había llegado a la fundación Margarita Barrientos, en Los Piletones, Villa Soldati, como donación de Sbase. Ahora buscarán restaurarlo y convertirlo en un restaurante que funcione para los vecinos del barrio y sea una atracción turística.

Los encargados son el artista y diseñador Gustavo Yankelevich quien junto a Máximo Ferrarogeneraron el movimiento Salto Diseño en Acción.

El vagón había llegado pintado en el exterior, como estaba originalmente pero faltaba refaccionarlo. “Queríamos que fuera atractivo, funcional, alegre, bello y elegante”, dijo Ferraro a Perfil. Los asientos originales son una de las piezas que no se tocarán y mantendrán el espíritu de los viejos vagones.

El restaurante tendrá unos treinta cubiertos y podrá, además, ser usado como espacio para organizar eventos. Se espera que la inauguración sea en marzo con un ciclo de charlas para “Mujeres empoderadas” que dará Barrientos. Además, el lugar tendrá un deck de madera exterior y siete mesas de cuatro comensales cada una, diseñadas en blanco y con los elegantes asientos de madera recuperada a su antiguo esplendor.

El espacio no sólo será utilizado por los turistas sino también por los vecinos de Los Piletones, “a otros precios distintos de los que pensamos para los turistas”, agregaron.

Comentarios

Comentarios