Ciudad

Más de $20 millones para una pista de running

Ciudad

La pista de runnig que se estrenará en la Plaza Rubén Darío, en Recoleta, comenzó a ser construida. Debía estar lista este mes, pero por las demoras en las licitaciones recién se podría empezar a usar en abril. Los cuestionamientos, sin embargo, ya comenzaron. Sobre todo, por el gasto millonario que implica la obra: la Comuna 2 dispuso la utilización de más de $20 millones para erigir el nuevo circuito, para deleite de los corredores pero para enojo del resto de los vecinos.

La Plaza Rubén Darío está frente a la Facultad de Derecho y junto al Museo de Bellas Artes. Allí entrenan más de mil personas por día, que hasta ahora corren sobre el césped. Este dato fue tomado por la Comuna 2 para justificar la necesidad de la construcción de la nueva y moderna pista.“La idea surgió por pedido de los vecinos. Acá no tenemos clubes y por eso se realizan actividades físicas en el espacio público. Esta plaza es la más grande y elegida del barrio, porque tiene casi 1.300 metros sin interrupción de calles o semáforos. La pista tendrá dos carriles porque es el máximo de espacio que podemos usar, no queremos sacar ni un metro de césped”, explicó Agustín Fox, presidente de la Comuna 2, al diario Clarín.

Lo cierto es que no todos coinciden con esa asignación de prioridades. “Para mí, es un gasto bastante grande y creo que en la Comuna hay muchos hechos de inseguridad como para andar utilizando ese dinero en esto”, opinó por caso ante el mismo medio Ariel Rey, quien considera que con ese dinero se debería “garantizar una mayor seguridad a los vecinos. Por ejemplo, no sería mala idea ponerle rejas al parque por la cantidad de robos y vandalismo que hay”.

Las demoliciones en la vereda para hacer el nuevo circuito ya comenzaron. Se hará alrededor del perímetro del parque, entre las avenidas Figueroa Alcorta, Del Libertador y Pueyrredón y la calle Austria. La pista será de caucho granulado con resina e incluirá un sistema único en la Ciudad para medir el rendimiento deportivo mediante sensores. La información estará en una pulsera, de las que más de 15.000 unidades serán entregadas a los vecinos por la Comuna. Estas pulseras tendrán un chip que permitirá conocer tiempo, ritmo y distancia recorrida. Habrá que sincronizarlas con un tótem tecnológico, que será instalado en el parque y tendrá una pantalla táctil en la que se podrán consultar los datos del rendimiento de la rutina. Cuestión de prioridades.

Comentarios

Comentarios