Ciudad

La cultura no duerme: los libros y los lectores copan la noche de la calle Corrientes

Ciudad

Los clásicos “livings” al aire libre y las mesas repletas de libros con precios de oferta volvieron a copar la avenida Corrientes. En su edición número 11, La Noche de las Librerías se transforma en otro encuentro nocturno clásico, como ya lo es la de los Museos.

El calor no importó mucho. Miles de vecinos salieron a la calle este sábado para participar de charlas, conferencias, ciclos de poesías y talleres. De hecho, los organizadores dijeron a este diario esperaban superar los 80 mil visitantes que fueron estimados el año pasado.

La programación incluye también juegos para chicos, intervenciones artísticas y un show de Elena Roger y Escalandrum en homenaje al enorme bandoneonista y compositor Astor Piazzolla.

En rigor, La Noche… arrancó con el sol bien alto y con algo más de 32 grados de temperatura, que no impidieron que la gente se acercara.

Sobre la Avenida Corrientes, entre las calles Libertad y Junín, habían colocado los “livings” que la gente usó para descansar, para aprovechar y hojear libros y, claro, para participar de las charlas con autores.

La escritora Claudia Piñeiro, el cineasta Juan José Campanella, el productor Axel Kuschevatzky, el filósofo Darío Sztajnszrajber y los periodistas Florencia Etcheves y Reynaldo Sietecase, entre otros, participaron en esos espacios.

Para las librerías, este evento también significa una buena oportunidad para incrementar las ventas. Muchos libreros sacan a la calle clásicos a muy buenos precios. “El mercado anda flojo y estos eventos lo revitalizan. ¡Habría que hacer dos por año!”, señaló Enrique Rueda, dueño de la Editorial Rueda. Por eso, libreros sacaron a la calle clásicos a buenos precios. Demian y El lobo estepario, ambos de Hermann Hesse, a $ 80, y Los siete locos, de Roberto Arlt, a $ 90.

Por otro lado, La Noche… alienta a la gente a vincularse con las librerías en un clima de fiesta compartida; a tomarse un rato para conectarse con un libro y quizá, hallar un tesoro. En esta edición, participan 47 locales: 37 ubicados sobre avenida Corrientes y otros 10, en otras zonas.

Las actividades para los más chiquitos arrancaron bien temprano. Con un especial acerca de brujas, un taller de dibujo de temas deLos Beatles y otro para crear historietas.

A las 19, en el local de Cúspide, “la reina de la literatura fantasy”, Tiffany Calligaris firmó libros a sus fans. A la misma hora, el Centro Cultural Ricardo Rojas invitó a los vecinos a su Feria de Saldos.

La cola en Cúspide era larga. Con cinco libros en la mano, Candela (13 años, de San Miguel) esperaba para hacérselos firmar a su autora preferida: “En mi casa leemos mucho y también, en la escuela, donde organizamos un círculo de lectores. Nos juntamos a leer en los recreos. Además, soy fanática de John Green y Suzanne Collins. Esto me encanta”, dijo a Clarín.

Así que hubo magia, improvisación de escritura en vivo y el cierre de Elena Roger y Escalandrum, en Corrientes al 1200, previsto para las 22.

Entre La Noche de las Librerías, el evento Buenos Aires Celebra Escocia e Irlanda que arrancó a mediodía y el montaje para el recital de Los Palmeras que se realiza este domingo en el Obelisco, circular por el Centro fue muy complicado. Hubo cortes sobre Corrientes, en Diagonal Norte y en Avenida de Mayo. Y los desvíos comenzaron desde muy temprano. El problema clave fue la falta de agentes de tránsito.

Sin embargo, nada empañó las movidas culturales en las calles, a las que los vecinos disfrutan con intensidad. Ni la amenaza de tormenta que llegó con la luna.

Comentarios

Comentarios