Ciudad

Buscan a un conductor que corrió picadas e hizo trompos en Palermo

Ciudad

 

Otra vez imprudencia y locura al volante. Ahora, en Santa Fe y Juan B. Justo. El conductor de de un vehículo deportivo hizo trompos el domingo a la madrugada y el video terminó en la red social Instagram. Pero la cuenta fue borrada unas horas después y ahora, desde una ONG que nuclea a familiares de víctimas de la inseguridad vial, piden que sea identificado. Además, testigos aseguran que el mismo vehículo fue visto a toda velocidad yendo hacia la zona norte.

“Pueden llegar a matar a alguien. No tienen que estar haciendo esos trompos en una avenida, es contra la ley, dijo Viviam Perrone, que denunció el caso y es integrante de Madres del Dolor, y agregó: “Alguien debería estar mirando y controlando, sacarles el registro y hacer que no manejen nunca más”.

Este martes por la mañana sobre el asfalto de Santa Fe y Juan B. Justo, entre la estación del tren San Martín y el centro de trasbordo, se veían todavía las marcas del caucho de las cubiertas del Audi R8, un auto deportivo de alta gama que puede alcanzar velocidades de hasta 300 kilómetros por hora. En distintas páginas de internet, ese modelo cero kilómetro se venda en US$ 420.000.

“Consideran que tienen tanta impunidad que lo suben a las redes para que todos los vean. No entiendo cómo las domos y las cámaras no los registran y sirven como para sacarles el registro y los autos”, afirmó Perrone, cuyo hijo, Kevin Sedano, murió atropellado por un auto en la avenida del Libertador.

El caso comenzó a ser investigado por la Fiscalía porteña, que ya pidió las imágenes del video difundido y de las cámaras de las calles para peritarlas e intentar identificar al vehículo y a su propietario.

Interviene la Unidad Fiscal Norte, a cargo de Cecilia Amil Martin. Además, también se le dio intervención al Cuerpo de investigaciones Judiciales de la Fiscalía para los peritajes. Es el equipo que dio con Alejandro Radetic y Alejandro Biscardi, quienes el año pasado corrieron picadas en la 9 de Julio, se filmaron, y lo subieron a Instagram.

A Radetic lo detuvieron y Biscardi se presentó ante la Justicia. Ambos se sometieron a un juicio abreviado y fueron condenados a un año de prisión en suspenso y a dos años de inhabilitación para manejar.

Además, se ordenó el decomiso de los vehículos que formaron parte de la picada, dos camionetas, una Porsche Cayenne Turbo y una Dodge RAM 1500, que serán subastados.

Ahora, y aunque se siguen mostrando sentados al volante de autos deportivos, y también exhiben en sus cuentas de Instagram imágenes de vehículos y viajes, también sumaron, por orden de la Justicia, videos sobre educación vial.

Comentarios

Comentarios