Noticias

A la hora de votar muy pocos conocen a los candidatos “Comuneros”

Noticias

Desconocimiento o practicamente nula la representación que la gente tiene de los comuneros. En muchos de las escuelas en las cuales se vota en la ciudad, la expresión del votante es parecida: no conocen ni a los candidatos, ni al verdadero rol o función de la Junta Comunal que están eligiendo.

La segunda elección de Comuneros llega de nuevo con poca información para los porteños. Así como las provincias se dividen en munici­pios y departamentos, la Ciudad Autónoma eligió para su vida interna el sistema de comu­nas. Éstas fueron instituidas por la Constitución porteña de 1996 y se oficializaron en 2005 con la Ley 1.377. A partir de entonces, los 48 barrios porteños se dividieron en quince comunas.

En rigor, las comunas pasaron a reemplazar a lo que hasta entonces eran los Centros de Ges­tión y Participación. Su función es bajar a nivel de los barrios que las integran, acciones de go­bierno, como el mantenimiento de los espacios verdes, evaluar las necesidades de los vecinos y convocar a audiencias públicas.

Cada comuna tiene un presupuesto asignado y está compuesta por siete comuneros, elegidos a la par de los legisladores y el jefe de Gobierno. El partido más votado en la comuna se queda con la mayoría de los asientos y controla por tanto los resortes de la administración comunal.

Por cantidad de habitantes, suman­do los barrios que la componen, la co­muna más grande es la 13, que agrupa a Belgrano, Núñez y Colegiales y totaliza algo más de 230 mil personas. Por su­perficie, la mayor comuna es la 8 (Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo), con casi 22 kilómetros cuadrados.

En las elecciones, la boleta de comu­neros de cada partido incluye siete nom­bres. Este año será la segunda vez que se elijan los representantes comunales tras la experiencia de 2011. Entonces, en las quince comunas se impuso el PRO y la segunda fuerza fue el kirchnerismo.

En aquellos comicios, la victoria más apretada del PRO fue en la Comuna 8. Ganó por apenas tres mil sufragios sobre 132 mil votantes habilitados. La mayor diferencia se vio en la Comuna 14 (Palermo), con una brecha de 42 mil votos. Proyecto Sur, el partido de Pino Solanas, colocó un comunero en catorce de las quince comunas. La excepción fue la Comuna 3 (Balvanera y San Cristóbal).