Ciudad

Adrián Camps: “La prioridad es la urbanización, no hacer una nueva autopista”

Ciudad

En la sesión de hoy de la Legislatura porteña, el diputado Adrián Camps se refirió al anuncio del Gobierno de la Ciudad acerca de la necesidad de trasladar la Autopista Illia como parte del proyecto de urbanización de las Villas 31 y 31 bis: “Los funcionarios lo justifican diciendo que así mejorarán la superficie de espacios verdes en la Villa 31. El PRO se ha encargado, sistemáticamente, de hacer perder a la Ciudad una cantidad importante de espacios verdes. En la situación de gravedad en la que se encuentra la Villa 31, donde faltan los servicios más básicos, la prioridad es la urbanización”. Afirmó Camps.

“Yo estoy de acuerdo con que se eliminen las autopistas urbanas en altura; es una tendencia mundial, sobre todo cuando producen estos tajos en el tejido urbano, como el que tenemos en la Villa 31 o como sucede con la autopista 25 de Mayo. Pero de ahí a llamarlo “espacio verde”, creo que es mentirle a la población. En todo caso, será una ex-autopista con macetas y bancos, como se ve en el render publicado, pero de ninguna manera eso se puede considerar un espacio verde. Seguramente, las verdaderas razones que tiene el PRO para trasladar la autopista son otras”, advirtió el legislador Camps.

“Acá hay que establecer un orden de prioridades: primero, urbanizar la villa y, en todo caso, una vez resuelto esto, destinar fondos a ver qué hacemos con la autopista; no al revés. Los vecinos de la Villa 31 y 31 bis deben estar alerta para que no se desvíen los recursos a la construcción de la nueva traza, antes de que culmine el proceso de urbanización”. Comentó el legislador

Respecto al presupuesto destinado a la obra, unos 6 mil millones de pesos, según se ha informado a través de notas periodísticas, el diputado socialista aclaró: “Se dice que se va a financiar con la venta de terrenos del Tiro Federal, si es que se consiguen vender, debido a los amparos, que con justa razón fueron presentados en la Justicia. Obviamente, el porcentaje asignado por ley por la venta de esas tierras a la urbanización de la Villa 31, no cubre ni la mínima parte. La verdadera financiación va a provenir de créditos internacionales”. Concluyó Camps