Ciudad

Apareció Lousteau y reordenó la “tropa comunera”

Ciudad

Martín Lousteau encabezó un desayuno en El Viejo Almacén de San Telmo, en el que se acordó con los legisladores en que no canjearán leyes por cargos con el PRO, que envió un paquete de normas para aprobar antes de fin de año. Tambien estuvieron los “comuneros” electos donde se acordó como se seguirá de cerca el trabajo en los barrios, además del seguimiento pormenorizado que los Jefes Comunales gastan del “supuesto” presupuesto participativo.

Pero además se abordó la venta del predio El Dorrego y de una parte del Autódromo Oscar Gálvez. Algunos legisladores de ECO se oponen férreamente a este último proyecto porque sospechan que el macrismo quiere que se construya un hotel de lujo en tierras que le pertenecen a la Ciudad.

A sabiendas de que algunas de las fuerzas que integran ECO han votado en años anteriores junto al PRO en proyectos similares, Lousteau les pidió que no abandonaran sus principios.

A su lado estaba sentada la legisladora Graciela Ocaña, que parece número puesto para integrar el gabinete de Horacio Rodríguez Larreta. También estaban los legisladores radicales y de la Coalición Cívica, cuyos líderes, Ernesto Sanz y Elisa Carrió, pidieron a los gritos votar a Mauricio Macri el sábado en Ferro.