Ciudad

Cada vez más veredas de cemento peinado:¿afean o solucionan ?

Ciudad

 

Poco a poco, Buenos Aires va cambiando su fisonomía: de las veredas con baldosas heterogéneas pasa a las de cemento peinado y mallas de hormigón, que resultan más económicas, duraderas y sencillas de construir, según los funcionarios porteños. Pero su aspecto rústico y menos atractivo despierta algunos cuestionamientos entre los vecinos de la ciudad.

El microcentro fue el área de ensayo para esta modalidad de veredas, que ahora se extiende a otros barrios: para este año, el gobierno de Macri planea construir 800.000 m2 de veredas en toda la Capital, el 50% de los cuales serán de cemento peinado.

Almagro, Retiro, Balvanera, San Nicolás, Monserrat, San Telmo y Palermo son algunos de los 48 barrios de la ciudad donde el gobierno reparó veredas y reemplazó los baldosones por bloques de cemento. Este tipo de veredas tiene múltiples beneficios, según coinciden las autoridades porteñas y especialistas: son más resistentes; resultan 25% más económicas; se construyen con mayor rapidez; tienen mejor accesibilidad, y son fáciles de mantener y reconstruir.

Ahora en Parque Chacabuco comenzó un recambio intensivo y se ve a muchas cuadrillas trabajando en medio del reeplazo de veredas.Para algunos vecinos el cambio no parece saludable.Susana, vive en Tejedor al 800, en la Comuna 7,se quejó ante la llegada de la nueva vereda:”había un par de baldosas rotas nada más y ahora reemplazaron todo por cemento, lo peor de todo son los parches que van a venir después cuando la rompan de nuevo para pasar cables”