Ciudad

CARREFOUR EXPRESS VS SUPERCHINOS:LA GUERRA SILENCIOSA EN LOS BARRIOS

Ciudad

En los últimos dos años, aproximadamente, comenzó a llamar la atención la cantidad de pequeños Carrefour Express dispersos por las calles de la Ciudad de Buenos Aires. Con todo el dinero que facturan los grandes hipermercados y la desaparición de los almacenes de barrio (que casi se extinguieron después del 2001), muchos se preguntan qué ventajas le dan a la empresa estos pequeños locales.

 

Asi comenzó un avanzada para poder controlar la proliferación de supermercados chinos en los barrios de la ciudad. Es más todo apunta al parecer al cierre de muchos de ellos

Para Mariano Fernández Madero, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Marketing, las claves de los Carrefour Express: “Es un tema de uso de tecnología, además de un ‘expertise’ en marketing muy grande“, indicó.

 

“Los hipermercados crecieron porque en un país donde un almacén compra individualmente, no hay poder de compra y las grandes marcas fijaban los precios“, aseguró Fernández Madero. En ese sentido, explicó que estos grandes mercados sacaron los mostradores y la gente, de a poco, empezó a extrañar “lacercanía y la comodidad” que tenían los viejos locales barriales.

 

Carrefour está al tanto de todo lo que necesitan saben en cada sucursal. “Ellos tienen un sistema de control central, el sistema les marca lo que está afuera de la norma. Cada vez que pasás un ticket de compra el control del stock va a la central”, indicó.

 

Asimismo, la empresa “sabe que si algo está bajando a un nivel determinado, el pedido sale automáticamente y el camión hace un recorrido lógico para abastecer todos los lugares”. Y concluyó: “En esa organización no interviene el ser humano, sino la tecnología”.

 

“Tienen repartos con camiones chiquitos que son instantáneos, porque están recibiendo pedidos todo el tiempo. Son sistemas tremendos de logística e inteligencia de compras. Generan logística para 200 lugares”, dijo el especialista.

 

Se trata de un sistema de “muchísima rotación y un inventario increíble”, además de “un esquema de precios que le permite solventar todos los gastos”.

 

Desde que comenzó la avanzada de los super express varios supermercados chinos comenzaron a cerrar u otros cambiaron de rubro transformándose en verdulerías. Las cámaras que nuclean a los supermercados orientales ya ponen el grito en el cielo y creen que deberán apuntalar el marketing de los chinos