Ciudad

Crecen las denuncias por “trapitos escolares”

Ciudad

Desde que comenzaron las clases, los “trapitos escolares” mantienen literalmente copados unos 80 colegios de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, exigiendo a familias que llevan a sus hijos a estudiar, pagos de entre 20 y 50 pesos.

Se calcula que hay unas 500 personas dedicadas a este detestable negocio, que muchas veces es origen de episodios violentos cuando hay resistencia a pagar la suma solicitada. Por día, estos trapitos recaudan casi 200 mil pesos, lo que da unos 4 millones de pesos al mes.

En un informe de la organización no gubernamental Defendamos Buenos Aires, al que los colegas de Diario Popular tuvieron acceso, se denuncia que “con la vuelta a clases y con el aumento de los colegios privados, los útiles escolares, los libros, uniformes y otros, también volvieron los trapitos que cobran a los padres de los chicos que concurren en coche a buscar a sus hijos, autodenominados trapitos escolares y las tarifas de los abusadores, también se incrementaron”.

“Los autodenominados trapitos escolares volvieron a copar la escena entre las 8 y las 9 de la mañana y sobre todo entre las 15.45 y las 17 en los colegios primarios y secundarios. Aprovechan la impotencia de los miles de padres que a diario dejan sus chicos cuando van a trabajar y los recogen con apuro a la tarde en los institutos primarios y secundarios de doble jornada”, dijo Miglino.

En la descripción general de la problemática, que parece no hallar solución, el titular de Defendamos Buenos Aires sostuvo: “En general actúan en el mismo colegio por la mañana y por la tarde en grupos de seis personas”, precisando que “están en los barrios porteños de Flores, Belgrano, Nuñez, Villa Urquiza y Almagro, todos ellos con numerosos y prestigiosos colegios que albergan miles de chicos”.