Ciudad

Desde mañana el subte cambia su horario

Ciudad

Desde mañana el subte cambiará de horario. En las seis líneas, el primer servicio empezará media hora más tarde, 5.30, y el último termina media después, a las 23.30. Los sábados el horario se correrá una hora, de 6 a 24. Mientras que los domingos y feriados se mantiene el esquema actual: de 8 a 22. Según el Gobierno porteño, a cargo de la iniciativa, el cambio perjudica a alrededor de 2.000 usuarios pero beneficia a 140.000.

La modificación llega cinco meses después de la fecha prevista y en medio de una polémica entre la empresa concesionaria Metrovías y los gremios. El proyecto se había puesto a debate de los vecinos en mayo y los resultados se inclinaron por amplia mayoría (84%) hacia un desplazamiento de las horas de inicio y cierre del servicio. Pero el Gobierno de la Ciudad, que había decidido implementar la iniciativa el 1° de julio, la tuvo que postergar.

Entonces empezaron negociaciones que incluyeron reuniones entre representantes de la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (los metrodelegados) y la concesionaria Metrovías. En esos encuentros se decidió congelar el corrimiento de la grilla “por los plazos que conlleva la implementación de un cambio de horario”, según explicaron en un comunicado.

Los gremios insistían con ampliar el horario del subte y no sólo correrlo media hora. La postura se mantiene: “Desde sus inicios hasta su privatización, el subte funcionó de 5 a 1. Por eso, impulsamos una campaña para la recuperación de ese horario, que va a incorporar a usuarios sin dejar de transportar a ninguno de los actuales”, dijeron ayer en un comunicado.

En el documento también hicieron advertencias: “El alto grado de improvisación con que se encaró la modificación, sumado a cuestiones técnicas y operativas que no fueron contempladas, hace previsible que el lunes no se pueda brindar en forma correcta el servicio”. Metrovías les respondió con otro comunicado en el que calificaron de “inverosímil” que los gremios no tuvieran conocimiento de la implementación del nuevo horario y afirmaron que se mantuvieron más de 20 reuniones con los diferentes gremios para informar y programar el cambio.

Desde el Gobierno porteño dijeron que al analizar los flujos de pasajeros detectaron que durante los días de semana hay muy pocos usuarios de 5 a 5.30 (menos de 2.200) y lo mismo sucede los sábados entre las 5 y las 6. Por otro lado, se advirtió que la demanda crece luego de las 22.

Al respecto de extender el cronograma hasta la 1, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta habló de imposibilidad: “La franja actual entre el inicio y cierre del servicio se necesita para hacer obras. Si no podemos contar con esas seis horas a la noche para trabajar, no se puede modernizar el subte”.