Ciudad

El sueño de la casa propia cada vez más lejos y el 32 % de los porteños alquila

Ciudad

Ser dueño de un hogar en la Ciudad de Buenos Aires es un privilegio para un grupo cada vez más selecto de vecinos. En 2001, dos de cada tres porteños era propietario de su casa, mientras que hoy apenas lo es uno de cada dos. En este lapso, el número de inquilinos trepó del 22 al 32%, y el de las personas que ocupan una vivienda de manera irregular, del 7,7 al 10,5 por ciento. En la Capital, el problema de la vivienda parece no tener techo.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se crearon más de 125 mil hogares nuevos entre 2001 y 2010. Sin embargo, en el último Censo Nacional se registraron 43 mil propietarios menos que nueve años antes. El correlato lógico de este fenómeno de concentración de la vivienda en menos manos ha sido un aumento en el número de inquilinos y de hogares ocupados en condición irregular.

“Desde el censo de 1947, esta es la primera vez que el número de inquilinos sube y el de propietarios baja”, asegura Eduardo Reese, director del área de Derechos Económicos, Sociales y Culturales del CELS. A pesar de que el fenómeno es nacional, el arquitecto especializado en planeamiento urbano precisa que “Capital fue el distrito que entre los dos censos tuvo el peor comportamiento en materia habitacional del país”, y atribuye eso a “una política de vivienda brutalmente elitista en la Ciudad, que es muy silenciada porque es el mercado el que opera”.