Comuna 14

#Experiencia15comunas: caminar “misión imposible” por las veredas de Palermo

Comuna 14

Las hay anchas y angostas. Anchas como las que recorren Avenida del Libertador, en Palermo, o angostas como las que caracterizan a las del Microcentro. Hay veredas arboladas y otras deforestadas.

Pero indistintamente de su tamaño, aspecto y ubicación, hay algo que las identifica: son la pista de una carrera de obstáculos. Aquí y allá están regadas de maceteros gigantes, mesas y sillas, motos y bicicletas de delivery, todo tipo de artículos a la venta -desde colchones, verduras y frutas, hasta inodoros y autos-, cajas de tendido eléctrico y telefónico, puestos de flores, diarios y paradas de colectivos con una medida desproporcionada, artesanos y manteros, músicos, entre otras cosas y personas.

publish_file_1053147472

Además sirven de extensión para algunas actividades comerciales, por ejemplo, lavaderos de autos, concesionarias, talleres mecánicos y obras en construcción. Y por estos días son, además, el escenario propagandístico preferido por los políticos. Los partidos diseminaron en las esquinas las típicas mesas y sombrillas con folletería proselitista que terminan, justamente, tapizando las veredas.

Los comerciantes por un lado y los peatones por el otro. En una recorrida que 15comunas realizó por las zona de bares y restó de Palermo Hollywood, Soho y Queen queda claro que espació público lo ganaron los comercios. Los ejemplos que no pasan desapercibidos para nadie.

publish_file_277886808

En las veredas porteñas hay 2.300 quioscos de diarios habilitados. El 10% está en infracción, porque ocupan más lugar de lo que les corresponde. Y alrededor de 160 puestos de flores, de los 800 que existen, también están en falta por copar las veredas. Pero el factor más importante de ocupación son las mesas y sillas de los bares y restaurantes.

Las Cañitas y Palermo son algunos de los barrios en donde los vecinos tienen que caminar sorteando estos obstáculos: “El barrio está descontrolado. Y con la ampliación de las veredas tenemos miedo de que las mesas y las sillas terminen adueñándose de todo”, d9icen los vecinos que se agruparon para presentar quejas formales en la Comuna 14.