Ciudad

La Legislatura define hoy el futuro de la escultura de Azurduy

Ciudad

El nuevo destino de dos monumentos será definido hoy en la Legislatura porteña cuando, según las previsiones, se trate el proyecto de ley impulsado por el gobierno de la ciudad que pretende relocalizar las esculturas de Juana Azurduy y Juan de Garay. La propuesta está relacionada con la modificación de la traza de la avenida De la Rábida y la obra paisajística asociada al proyecto vial del Paseo del Bajo.

La obra que rinde homenaje a Azurduy, donada por el estado boliviano y emplazada en el parque Colón, detrás de la Casa Rosada, sería mudada a la plaza del Correo, entre el monumento a Almirante Brown y el Centro Cultural Kirchner (CCK). Mientras que el tributo a Garay, instalado hoy en la plazoleta de Alem y Rivadavia, se reubicaría a pocos metros.

Los traslados, según el gobierno porteño, cuentan con la aprobación de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, de la Comisión de Evaluación de Obras de Arte en el Espacio Público y de distintas reparticiones de la Ciudad que elaboraron diferentes informes técnicos favorables.

Los movimientos van de la mano con el proyecto integral de la construcción del Paseo del Bajo que conectará la autopista Illia con la Buenos Aires-La Plata. La obra demanda la modificación de la traza de la avenida De la Rábida y la reubicación del helipuerto presidencial y otras modificaciones.

Entre las calles Moreno y Perón se conformará un Parque del Bajo, que contará con 35.000 metros cuadrados de nuevos espacios verdes, 25.000 m2 recuperados para el uso público y 42.000 m2 de espacio público existente que será puesto en valor. Además integrará las áreas circundantes a la Casa de Gobierno, la Aduana, el Ministerio de Defensa y el CCK.