Ciudad

Los vecinos que lograron reabrir el cine “Gran Rex” de Mataderos

Ciudad

Norma González, Pedro Luisi y Roberto Gutiérrez integran el grupo vecinal que se formó en 2005 en el Centro Comercial Amigos Juan Bautista Alberdi cuando empezó a circular la noticia de que el Gobierno porteño quería trasladar a ese edificio el CGPC 9 al lugar, en Juan B. Alberdi 5751. “Pasamos a ser los Quijotes del barrio, peleando contra los molinos”, recuerda Norma. Organizaron actividades, juntaron 15 mil firmas, lograron un recurso de amparo y, luego, el aval de la Legislatura.

“Además de la recuperación arquitectónica, tratamos de preservar las relaciones que se establecían alrededor de un cine como éste, patrimonio cultural del barrio”, explica Hernán Lombardi, ministro de Cultura porteño. “Es una vuelta a la cultura de ir al cine y con la nueva tecnología hay muchos medios que interfieren con la magia de la pantalla grande. En la primera etapa, de 2011 a 2013, hicimos más de 50 ciclos de cine”, agrega Borja Cordeu Illia, coordinador y programador de El Plata.

Roberto y Pedro, de 89 y 76 años, llevan afiches y otros recuerdos con los que reconstruyen la historia de la sala. “Empezó a funcionar en agosto del 45. Pedro es el que más se acuerda, fue cerca del día que tiraron la bomba atómica. El le puso ‘El Gran Rex de Mataderos’ porque no era un cine más, era muy importante”, explica Roberto. “En el 46, cuando se estrenó No salgas esta noche, vinimos todos los vecinos de mi cuadra y ocupamos una fila de punta a punta”, apunta Pedro. En esa época Roberto empezaba a noviar con la que después sería su esposa. Gracias a su trabajo conseguía palcos gratis, fundamental porque cada vez que salían tenía que llevar a la madre y a la hermanita.