Ciudad

Preocupación de los vecinos de Caballito por un proyecto de “Megatorres” en el Club Italiano

Ciudad

EXCLUSIVO 15COMUNAS. Aseguran que se trata de una iniciativa vinculada a la “especulación inmobiliaria”. Aseguran que hay connivencia con el Gobierno de la Ciudad y confirman que presentarán una acción de amparo

Vecinos de Caballito denuncian que una parte del Club Italiano será demolido para construir allí una torre de 25 pisos. Aseguran que se trata un emprendimiento destinado a la “especulación”, que solo causará un impacto negativo en la zona.

“Estamos preocupadísimos por la demolición del patrimonio cultural, social y arquitectónico. Se trata de un edificio bellísimo, que tiene una historia vinculada a la colectividad italiana y a los espectáculos. Los vecinos y socios del club estamos aterrados. Esto es contra lo que pelamos hace años, pero seguiremos adelante”, dijo Mario Oybin, integrante de la agrupación ‘S.O.S. Caballito’.

Desde la organización vecinal confirmaron que la Dirección General de Interpretación Urbanística (DGIUR) habilitó la construcción en el predio del Club Italiano de un edificio de entre 20 y25 pisos, con salida sobre la calle Campichuelo y con FOT de la Avenida Rivadavia.

“Se trata de un edificio de 25 pisos en una zona ya colapsada. Esto está solo animado por la especulación inmobiliaria. Son tipos al servicio del sector financiero que buscan armar ‘cuchitriles’, optimizando la tasa de ganancia y afectando a los vecinos, quitándoles el sol y aumentando colapso del barrio. Esto debería ser impedido desde el Gobierno de la Ciudad, pero en realidad hay connivencia”, sostuvo Oybin en diálogo con “Urba-NOS” por Radio ArinfoPlay.

En esa línea, aseguró que hay miembros de la Comisión Directiva del Club vinculados a inmobiliarias que, bajo la fachada de intentar salvar al club, “dilapidan y rematan una parte de él”. “Es gente que busca hacer su negocio”, acusó.

“A la ofensiva de la especulación inmobiliaria no le importan los patrimonios ni la cultura ni la arquitectura, solo busca su negocio. En este caso, tiene la colaboración de la Comisión Directiva y hasta de algunos socios”, agregó.

En esa línea, el integrante de ‘S.O.S Caballito reiteró sus reclamos hacia el Gobierno porteño: “Cuando las instituciones gubernamentales están al servicio de un negocio espurio, lo único que le queda a los vecinos es presentar recursos de amparo, con el consiguiente costo que eso implica para trabajadores que ven demolido el barrio que eligieron para vivir o el club del que forman parte. No sabemos cómo va a terminar esto, pero tenemos una tradición de pelea es defensa de la calidad de vida y vamos a seguir con esa mecánica ya que tenemos algunos éxitos en nuestro haber en los últimos ocho años como el haber preservado la casa de Clelia Podestá de 1864, que ahora será un museo”.