Comuna 7

Radiografía de los “bunker de la prostitución” en la noche de Flores

Comuna 7

Los allanamientos y las clausuras van y vienen. Algunas por fallas en los propios locales que funcionan desde hace años como las denominadas “whiskerías” de los 70. La Comuna 7, es una de las elegidas para este tipo situaciones. Allí conviven la prostitución en las calles junto a estos “bares” con oferta de sexo incluído.

En el último año, se clausuraron más de 500 locales nocturnos por desvirtuación de rubro, falta de habilitación o fallas de seguridad, en los controles que la AGC realiza conforme al plan operativo anual y a las denuncias que ingresan al organismo a través de la línea 147.

Esta vez ocurrió en el marco de los habituales operativos de prevención realizados por la Agencia Gubernamental de Control. En esta oportunidad, se organizó junto a efectivos de la Policía Metropolitana y por personal de la Dirección General de Atención a Víctimas por Trata de personas.

En uno de los lugares clausurados, ubicado al 800 de la Avenida Sáenz, en pleno barrio de Pompeya, los inspectores pudieron constatar la presencia de al menos doce “alternadoras” que, según su propio testimonio, trabajaban a un porcentaje de la consumición.

Asimismo se pudo verificar la falta total de higiene y seguridad del lugar como ser la falta de matafuegos y la existencia de cucarachas en varios lugares del establecimiento.

Sin embargo pasarán algunos días y otro local comenzará seguramente de nuevo con la actividad. El Barrio de Flores es desde hace años uno de los emblemas del ejercicio la prostitución en la ciudad. A la actividad de los departamentos “privados” se suma la oferta de sexo se da en la vía pública sobre la calle Bacacay, Rojas y la Av. Avellaneda en las cercanías de la Estación Flores del Sarmiento.

Siempre se habló de las mafias que operan en cada uno de los barrios donde la oferta de sexo exige connivencias policiales, judiciales y de funcionarios. Pese a los allanamientos, a las clausuras muchos de esos locales volverán a abrir en horas incluso rompiendo las fajas de clausura.

Tal es así que en el otro local, que funcionaba sobre la calle Varela 64 , en el barrio de Flores, también se constataron fallas de seguridad e higiene y al parecer ya había sido clausurado en otra oportunidad. Ahora por los motivos detallados, en ambos locales , los inspectores de Fiscalización y Control procedieron a la CLAUSURA INMEDIATA Y PREVENTIVA. En los papeles esas clausuras saben todos que podrán durar un tiempo sin embargo muchos de ellos seguiran funcionando a las sombras.