Ciudad

Reclamo de manteros trasladados a Once

Ciudad

Dos meses atrás, un grupo de manteros que habían sido desalojados de la avenida Avellaneda se mudaba con su mercadería a cuestas a un galpón de Once. La idea de trabajar de manera legal los entusiasmaba. Pero por ahora los resultados no son los esperados: pocos compradores ingresan en el predio. Ante esta situación, algunos de los comerciantes dejan de asistir a sus puestos o se retiran antes de que cierre el paseo, para volver a instalarse en la calle.

Si bien el predio cuenta con 252 puestos, de los cuales,según datos oficiales, están ocupados 204, pero en realidad la mitad de los puntos de venta se hallaban vacíos. Los comerciantes dicen que sus compañeros asignados a esos lugares “ya no quieren ir porque no venden“. Y agregan que, para obtener dinero para comer, “vuelven a deambular como manteros en la calle” en algún punto de la ciudad.

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño está realizando una campaña de comunicación para fomentar el tránsito y las ventas en el Paseo Comercial Once. “Queremos que los vecinos se acerquen, es por esto que estamos difundiendo a diario la información en diferentes medios con el objetivo de lograr más concurrencia“, expresó Eduardo Macchiavelli.