Ciudad

Tedeum en Plaza de Mayo

Ciudad

Mauricio Macri participó hoy de su primer tedeum como Presidente de la nación en la Catedral Metropolitana. El mandatario llegó minutos antes de las 11 de la mañana acompañado por su gabinete y el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

El Presidente arribó a la Catedral junto a la vicepresidenta Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete Marcos Peña, el ministro de Trabajo Jorge Triaca, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el senador nacional Federico Pinedo y varios funcionarios más. Allí, lo esperó su esposa, Juliana Awada.

El discurso del Cardenal Mario Poli comenzó antes de las 11.30. “Que no nos paralicen las estadísticas. No perdamos la sensibilidad ante el dolor de los más pobres, de las familias que sufren por carecer de lo esencial. Que la atención priorice a los chicos y los mayores, los más vulnerables. No permitas que nuestras promesas defrauden a la gente“, advirtió.

Antes de dirigirse a la Catedral, el Presidente aseguró que “la rueda se empezó a mover, el mundo nos ha abierto la mano, confía en nosotros”. En relación a la “herencia”, Macri sostuvo que “nos dejaron una bomba al borde de estallar y la tenemos que desarmar con mucho cuidado”.

Finalmente, aseguró que los resultados esperados “no se logra en 5 meses, sí dando pasos todos los días y ya los empezamos a dar. Sé que han sido meses difíciles para muchos, comparto el dolor y las angustias”. El mandatario agregó que “el sinceramiento de la economía ha sido muy duro, pero el segundo semestre va a ser mejor, la inflación va a bajar drásticamente. Vamos por el camino correcto”.