Ciudad

VIDEO: así se abren las puertas con manija de los vagones “retro” del subte de la Línea B

Ciudad

Comenzaron a circular y sorprendieron a los usuarios por la apertura manual de las puertas, como los antiguos de la línea A. Según SBASE, el sistema impide que se pierda el aire acondicionado, que sin embargo no funcionó estos días.

“Estoy arriba de los ‘nuevos’ subtes de la línea B. Hay que abrir las puertas manualmente. Sí, con la mano. Estamos en 2015, Mauri, media pila.” El tuit del usuario Christian Crivelli, del viernes pasado, dio cuenta de las últimas novedades en torno a los coches CAF 6000, esas 73 unidades usadas (luego se agregaron otras 13) que la Ciudad de Buenos Aires compró al Metro de Madrid, España, y que resultaron ser más angostas que el andén y con un sistema de alimentación eléctrica diferente.
Tras meses de obras para adaptar las estaciones a los vagones nuevos, la empresa estatal porteña SBASE probó las primeras formaciones, con pasajeros. Algunos de los protagonistas se mostraron conformes en las redes sociales por la novedad, aunque otros reclamaron que no funcionó todo el tiempo el aire acondicionado y, sobre todo, la sorpresa de que las puertas se abren manualmente, como ocurría con los antiguos vagones de la línea A. “Es para evitar que se pierda aire acondicionado de los vagones”, fue la no menos asombrosa respuesta de las autoridades de la empresa.

El momento del estreno llegó el último viernes a las 19:30. Siempre suele hacerse de cara al fin de semana, cuando viaja menos gente. Según la web enelsubte.com, los coches salieron al ruedo conducidos por personal jerárquico para evaluar su comportamiento en situación de servicio regular. El sitio especializado sostiene que la formación testeada fue configurada con dos triplas, es decir, que sólo eran cuatro coches motores y dos remolcados, en lugar de los seis coches motores que suele haber normalmente –lo que se denomina “tres duplas”–, y que algunas de esas vueltas ocurrieron con los equipos de aire acondicionado apagados, todo para minimizar el consumo eléctrico. Jorge Pisani, delegado gremial de la línea B de la Asociación Gremial de Transporte, Subte y Premetro (AGTSyP), contó que “ya tuvieron algunos problemas, por ejemplo con los pantógrafos que toman la electricidad desde la catenaria, en la parte de arriba. Hay zonas que no agarran bien.”