Ciudad

Buenos Aires “Paraíso Combi”: Ahora bloquean paradas de colectivos

Ciudad

La denuncia de 15comunas hizo que más vecinos nos envien mas imágenes de lo que esta pasando en otros barrios de la ciudad. Las Combis truchas se multiplican por muchos barrios sin control alguno.

Los vecinos de Balvanera nos enviaron algunas imágenes interesantes, con el bloqueo que sufren los ómnibus de línea en Rivadavia al 2500, en el barrio porteño de Balvanera. La situación sucede todas las tardes. Las combis no tienen identificación de ninguna empresa.

Tomarse el colectivo se ha vuelto una molestia para los vecinos del barrio de Balvanera. Una caminata por medio de Rivadavia se vuelve obligatoria, ya que la parada se ve bloqueada por la presencia de una combis sin identificación alguna. El único cartel que se ve en las mismas indica el nombre de la localidad de Laferrere. La situación provoca molestias constantes y es una situación diaria, que las autoridades viales no han atendido.

5420916cc4786

El gobierno de la ciudad inaugura para el mes de abril una terminal de combis habilitadas. Se trata de un predio delimitado por la avenida Madero, las calles Trinidad Guevara y Victoria Ocampo (continuaciones de Corrientes y Lavalle, respectivamente) y las vías del ferrocarril Belgrano Cargas. El terreno, donde antes funcionaba un estacionamiento, pertenece a la Corporación Antiguo Puerto Madero y el gobierno porteño lo alquila.

La terminal absorberá los 1500 servicios diarios que realizan 20 empresas de combis, desde y hacia el sur y el oeste del conurbano: Avellaneda, Adrogué, Lanús, Castelar, Morón, Quilmes, Berazategui, Ituzaingó y Padua.

Contará con un sector descubierto donde estacionarán las unidades mientras esperan, hacia el lado de las vías, y una franja techada de dársenas para el ascenso y descenso de los pasajeros, hacia la avenida Madero. Hoy, la operatoria se realiza sin regulación de ningún tipo en el entorno del cruce de Corrientes y Alem; esto provoca un reducción de los carriles destinados al tránsito en esas avenidas, por la presencia tanto de los vehículos como de largas filas de usuarios, que a veces se ven obligados a bajar a la calzada, como sucede en el Correo Central.