Ciudad

La”Mafia Punga”de los subtes: levantan en promedio más de $3.200 por día

Ciudad

El chico de 17 años ascendió el lunes a la estación Juramento de la línea D del subterráneo porteño. Lo hizo escuchando música con sus auriculares, conectados a un costoso equipo telefónico I-Phone. En el interior de la formación fue “apretado” por dos pungas. 

“Dame el aparato, o te seguimos y te quemamos”, le dijeron. El joven debió entregar el aparato y los delincuentes se bajaron en la estación José Hernández. No se trata de un hecho aislado, ya que se calcula que en la Ciudad de Buenos Aires operan unos 1.100 malvivientes que se dedican al “pungueo”, recaudando unos 3.600.000 pesos cada jornada.

“La situación es alarmante, porque la cantidad de ladrones callejeros, que operan en los subtes pero también en distintos espacios de la ciudad, se duplicó en los últimos dos años. Cada sujeto logra recaudar por jornada una suma promedio que supera los 3.200 pesos”, indicó el abogado Javier Miglino, titular de la organización Defendamos Buenos Aires.

El caso descripto, asimismo, revela que muchos delincuentes ya no sólo se especializan en los hurtos (delitos sin violencia), sino que ahora están utilizando en los hechos amenazas y hasta golpes. “Lo del chico al que le robaron el I-Phone viene pasando cada vez más. De la misma manera que atacan a mujeres, siempre bajo amenazas”, destacó el letrado. Desde la cuenta de la red social Twitter, la organización de usuarios “Pungas en el Subte” afirma que en los subterráneos operan unos 600 pungas.

En el último tiempo se informa que los delincuentes se están diversificando, “copando” otros espacios para robar, como shoppings, boliches, trenes, paradas de colectivos y un largo etcétera. La organización Defendamos Buenos Aires realizó un informe, presentado a las autoridades de la ciudad, donde se informa que la línea “preferida” de las bandas de pungas es justamente la D, por el mayor poder adquisitivo de sus usuarios.

 “Van ahí porque la gente utiliza equipos electrónicos más costosos. Aunque la realidad es que están en todas las líneas. Y es absolutamente cierto que cambian de espacio para ganar impunidad”, dijo Miglino. “Hay unos 1.100 pungas actuando en la ciudad. Venimos solicitando mayor presencia policial en las estaciones y otros lugares de la ciudad. Es la única forma de prevenir, desalentar y erradicar este flagelo. Cada jornada, los porteños pierden 3.600.000 de pesos en manos de estos grupos, que actúan con total impunidad, incluso utilizando las amenazas y hasta con violencia”, cerró el abogado.