Ciudad

El ajedrez de Gabriela Michetti y el plan secreto para el jaque mate

Ciudad

Gabriela Michetti parece tomar más impulso a medida que avanza el destrato de sus compañeros del PRO. El spot publicitario que vio reflejado en las pantallas, donde un Diego Santilli se muestra sonriente junto a Maria Eugenia Vidal definió los pasos a seguir. Está claro que los dos se juegan el todo por el todo por Larreta.

El contraataque  será con propuestas. La primera, hablar o dar conocer un plan de seguridad para los porteños. Las fotos de la últimas horas así lo marcan. Por eso se muestra junto al ministros Guillermo Montenegro asegurando: “Estamos trabajando en los lineamientos del plan de seguridad para los próximos cuatro años. Es una prioridad absoluta mejorar la seguridad de los porteños”

No es casual que además opte por lo que mejor le sale. Sus apariciones mediáticas serán más frecuentes en los próximos días. Además lo primereó a Larreta: “Estoy dispuesta al debate”, se la escuchó decir en las últimas horas. Con la anticipación logró que ya se impongan la fecha. Será el 15 de abril por la pantalla del canal TN.

Gabriela recorrerá las comunas como nadie. Junto a los Comuneros que eligió, algunos con cargos en los propios ex-CGP, pero la mayoria no muy conocidos se meterán juntos a pleno en los barrios. No les queda otra. Michetti confía en los primeros números de las encuestas. Por ahora, parece estar arriba. Arriba de todos.

¿Se trata solamente de una puesta en escena ?, o ¿será la venganza por haberla arrinconado en su propio partido. Cerca de ella prefieren el silencio ante estos interrogantes. La realidad es que todos los solados que rodean al cacique Mauricio la obligaron a desterrarse, a cambiar de domicilio para ir a probar suerte a la Provincia de Buenos Aires, y  así ser la candidata a Gobernadora. Candidatura que ella dejó de lado.

El viernes Michetti dará otra muestra más de sus diferencias. Participará de un acto en el que se formalizará el apoyo de los demócratas progresistas. Gabriela está dispuesta a todo. A callar cuando hay que hacerlo pero a mostrarse distante y distinta del “modelo Rodriguez Larreta” cuando sea necesario.