Ciudad

El edificio Marconetti no permite que avance el Metrobus

Ciudad

Aislado, sobre Paseo Colón y frente al Parque Lezama, se erige el Edificio Marconetti. En dos años cumpliría 90 años, aunque en la Ciudad hay otros planes para él. Su demolición es esencial para ensanchar la avenida y que el Metrobus del Bajo pueda llegar a La Boca. El problema es que, por más que el inmueble fue expropiado hace años y pertenece al Gobierno porteño, está ocupado. Y si bien nueve familias ya negociaron irse a cambio de créditos del IVC, otras cinco se niegan a hacerlo.

El Ejecutivo fue encontrando alternativas para liberar las otras construcciones que interfieren con la traza, pero el Marconetti es la última traba que impide avanzar con la obra de los carriles exclusivos para colectivos.

El edificio tiene 21 departamentos y algunos de sus habitantes se fueron yendo. Sus unidades quedaron tapiadas. La Fiscalía de la Ciudad, que investiga una denuncia por usurpación, negoció y sigue negociando con las familias que lo ocupan para buscar una salida extrajudicial al conflicto.

“Se ha avanzado en acuerdos con nueve familias, que están tramitando créditos hipotecarios con el IVC con tasa cero. Desde la Fiscalía hacemos un seguimiento para que se cumpla con lo que se les prometió. Y sería beneficioso que esta situación se resuelva también de la misma manera con las otras cinco familias”, explica Celsa Ramírez, titular de la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº 35.

“La Ciudad tiene el real derecho sobre ese inmueble -afirma el secretario de Transporte, Juan José Méndez-. Estamos trabajando para brindarle alternativas a sus habitantes, con el apoyo de la Justicia y de la Fiscalía. Podríamos haber avanzado con el desalojo, pero creemos que estas situaciones se resuelven con el diálogo“.

¿Qué impide un acuerdo con las cinco familias que quedan? Según trascendió, alguno de sus representantes legales llegó a pedir un crédito por medio millón de dólares para cada una. Uno de los abogados que acompañan a estas familias es Sebastián Alanis, el mismo que representaba a los ocupantes del ex Padelai. Otro es Luis Boffi Carri Pérez, ex defensor de Miguel Etchecolatz

El interés detrás de solucionar este conflicto es poder avanzar con la segunda etapa del Metrobus del Bajo, que lo extenderá 1,9 km por Paseo Colón y Almirante Brown, hasta la calle Wenceslao Villafañe, en La Boca. La obra facilitará la circulación de 19 líneas de colectivo que transportan a 250 mil pasajeros por día. “El tiempo de viaje en ese tramo se reducirá entre 7 y 8 minutos, un 25% menos que actualmente -dice Méndez-. Nuestro objetivo es completarlo el año que viene. Y cuando esté terminado va a llevarle transporte público de calidad a los vecinos de La Boca”.

La primera etapa fue inaugurada en mayo, abarca 2,9 km de Alem y Paseo Colón, entre la calle San Martín y la avenida Independencia. Ahora, la recorren 30 líneas de colectivos utilizadas por 300 mil pasajeros diarios.