Ciudad

El Gobierno porteño quiere tomar una nueva deuda

Ciudad

El subsecretario de Finanzas del Gobierno de la Ciudad, Abel Fernández, aseguró hoy que el pedido de autorización a la Legislatura porteña para tomar nueva deuda por un monto de US$ 1.500 millones “es para mejorar el perfil de endeudamiento, refinanciar la deuda existente y estirar los plazos de vencimientos sin aumentar el stock de deuda actual”.

Abel Fernández visitó esta mañana la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Legislatura porteña para brindar precisiones a cerca de la nueva toma de deuda por parte del ejecutivo local con el objetivo “de poder amortizar los costos de deudas anteriores”. 

Tras el encuentro, y en declaraciones a la prensa, el funcionario del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta explicó que “lo que queremos con estas operaciones es mejorar nuestro perfil de endeudamiento de la Ciudad de Buenos Aires; es decir, estirar los plazos de vencimientos de la deuda local”.

“Es como intentar sacar un préstamo a más largo plazo, un préstamo hipotecario a 30 años de plazo, a 20 años de plazo digamos, eso, y que las cuotas que tengo que pagar se estiren en el tiempo. Eso baja el costo de cada cuota y reduce la carga financiera de la misma”, sostuvo.

Consultado sobre el pedido de autorización por parte de Larreta a la Legislatura porteña para la toma de nueva deuda por un total de US$ 1.500 millones, remarcó que “ese es un monto que nosotros estamos pretendiendo, que tiene vencimiento en el corto plazo, y que nosotros estamos pretendiendo que venzan en un plazo más acomodado para la Ciudad de Buenos Aires, así la carga de pagos es menor cada año”.

“Esos US$ 1.500 millones ayudarán a refinanciar la deuda existente, no aumentan el stock de la deuda; baja el nivel de intereses, mejora los plazos y cambia el mix de monedas”, remarcó Fernández. Especificó luego que “hay tres objetivos en esta gestión: estirar los plazos, cambiar el mix de monedas, ya que hay mucha deuda en dólares, que la queremos cambiar a moneda nacional, y el tercer punto es bajar la carga de los intereses o como se denomina, bajar el costo financiero”. “Lo que buscamos es que el Estado pague menos intereses por la deuda. Esto es más sano para la economía de la Ciudad”, sostuvo.

“Estamos planteando esto porque hay varias jurisdicciones que están pensando en lo mismo y el nuevo régimen de responsabilidad fiscal les va imponer a las provincias determinados límites a los servicios de deuda que deben pagar cada año y para estar debidamente acomodados con esos límites“, explicó.

De la reunión participaron los legisladores Daniel Presti, Alejandro García, Victoria Roldan Méndez, Carmen Polledo, Clodomido Risau, Paula Villalba, Francisco Quintana, y Fernando Yuan (PRO); Javier Andrade (FpV); Gabriel Fuks (CNM); Claudio Palmiero del Bloque Sindical Peronista; Marcelo Ramal (FIT), Natalia Fidel y Marcelo Gouman (Suma +) y Marcelo Depierro (Mejor Ciudad).

La semana pasada, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, envió a la Legislatura de la Ciudad un proyecto de ley mediante el cual buscará que los diputados lo autoricen a “efectuar una o más operaciones voluntarias de administración de pasivos” por un total de US$ 1.500 millones, los cuales se destinarán al pago de amortizaciones de la deuda de la Ciudad.