Ciudad

Ciudad “choripan”: dejarían vender a los food trucks en las calles por solo $1115 de cañón mensual

Ciudad

Parece increíble que mientras en las calles se pelea por el avance de la venta ambulante, los legisladores planeen habilitar la venta de comida en camionetas.

Los llaman food trucks y son camiones decorados y acondicionados para vender comida al paso, muchos de ellos creados por reconocidos chefs porteños. En los últimos tiempos, se los vio en eventos cerrados y promociones, pero ahora el macrismo impulsa un proyecto para que puedan circular por la Ciudad y trabajar en distintos barrios.

La iniciativa llegó a la Legislatura porteña con la intención de regular la actividad de los food trucks, que actualmente por ley sólo pueden funcionar en eventos -se los vio en la feria Masticar-, festivales y espacios cerrados. Además, la ley solo los habilita a vender golosinas, productos de confitería y sándwiches envasados en origen. Como hoy no tienen permiso para trabajar en la vía pública -algo que sí ocurre en otras ciudades del mundo- el macrismo busca habilitarlos.

El proyecto, por ahora, deja algunas dudas. Por un lado, no aclara en qué zonas podrán operar, una definición que quedaría luego en manos del Gobierno porteño. El texto aclara que los vehículos “no podrán estar fijos en lugares específicos y los permisos serán por un año, con opción de renovación”. Por el otro, establece un monto de “1.115 pesos por mes en concepto de canon por uso del espacio público, tal como lo hacen actualmente los carritos fijos y semifijos establecidos en distintos lugares de la Ciudad”, una cifra que si bien es la que ya se utiliza parece escasa para las arcas públicas.

Los legisladores aclararon que los food trucks pagarán ingresos brutos como los restaurantes para “evitar la competencia desleal”. En el proyecto los legisladores fundamentaron que buscan generar nuevos emprendimientos y crear un modelo de negocio que favorezca tanto a los productores como a los consumidores.