Ciudad

La Legislatura porteña discutirá la venta callejera y los cuidacoches

Ciudad

La actualización del Código de Contravenciones terminará reabriendo en la Legislatura dos discusiones polémicas que siempre quedaron trabadas por la falta de consenso entre el oficialismo y la oposición: la prohibición de la actividad de cuidacoches y los vendedores ilegales.

El conflicto con los trapitos viene desde hace años, y tiene que ver con cómo fue redactado el artículo N° 79, que plantea que para que haya un castigo al trapito debe probarse que haya “exigido” una retribución. Esto es casi imposible de lograr, porque hacen falta testigos o pruebas como videos. Así, casi todas las causas contravencionales contra los cuidacoches terminan archivadas.

En varias oportunidades en los últimos años el macrismo intentó directamente prohibir la actividad, pero nunca consiguió de la oposición el consenso para llegar al mínimo de 31 votos necesario para la reforma. A su vez, en 2012 el Ejecutivo vetó una ley que proponía legalizar a los trapitos a través de un registro oficial.

Hoy el interbloque Vamos Juntos podría alcanzar por su cuenta los votos necesarios, y el propio oficialismo aseguró este año que iban a insistir con la prohibición. Por lo pronto, en la Comisión de Justicia confirmaron que con la reforma del Código de Contravenciones se reabrirá el debate, porque hay proyectos presentados para reformar artículos puntuales de la norma, incluyendo algunos que piden la prohibición

La situación de los manteros también es polémica. Es que el artículo N° 83 plantea que no hay contravención si sólo se venden productos que no impliquen una competencia desleal hacia los comercios. De todas formas, la problemática de la venta ilegal se alivió mucho en el último año y medio, por los desalojos en avenida Avellaneda, Once y otros centros comerciales donde abundaban los manteros.