Ciudad

Legisladores, Comuneros y vecinos en contra de la venta del Complejo Buenos Aires Design

Ciudad

Vecinos de la Asamblea de Recoleta, legisladores y comuneros realizaron hoy una radio abierta en plaza Francia, frente al Centro Cultural Recoleta, como una de las acciones para evitar que se venda parte del predio histórico, tal como pretende el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

“Queremos convencer a la oposición para que cumpla con sus promesas de campaña y nos acompañe en el recinto legislativo para frenar esta iniciativa que significa, nuevamente, vender espacio público, como lo viene haciendo el gobierno de Mauricio Macri”,expresó Gabriela Cerrutti, diputada de Nuevo Encuentro.

La acción de concientización se dio ante el avance del bloque oficialista del PRO, que impulsa un proyecto en la Legislatura porteña para privatizar distintos sectores públicos de la Ciudad, entre los que se encuentra el complejo Buenos Aires Design.

Si bien el lugar, ubicado entre las calles Junín, Azcuénaga, Pueyrredón y Libertador, funciona como un centro comercial, es “parte del patrimonio histórico nacional del Centro Cultural Recoleta”, explicó Mónica Capano, vocal secretaria de la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos.

“El cementerio de la Recoleta, la iglesia del Pilar y el Design son parte del Centro Cultural Recoleta. Todo el complejo es monumento histórico y está protegido por decreto del año 1948 firmado por el presidente Juan Domingo Perón”, agregó la especialista que participó de la radio.

No todos los vecinos del barrio de Recoleta conocen esta situación, tal como lo comentó Gabriela Castillo, comunera del FpV de la Comuna 2: “La gente se sorprende: hay desinformación o ausencia de información, por eso, nuestra tarea es difundir lo que intenta hacer el macrismo”.

A esto se suma que “quien tiene la concesión del sector del Design, paga un canon irrisorio de 49.029 pesos: un negoción”, ironizó el legislador José Cruz Campagnoli (Nuevo Encuentro-FpV).

El lugar -diseñado por Clorindo Testa, quien también realizó las reformas del centro cultural- cuenta con tres niveles donde se distribuyen unos 60 locales comerciales, 145 cocheras, una terraza de 300 metros cuadrados y dos centros de convenciones.