Ciudad

Parque Lezama: el acuerdo “fantasma” por las rejas

Ciudad

Después de varias idas y venidas, el Gobierno porteño anunció que firmó un acuerdo con la Comisión Nacional de Monumentos Históricos para enrejar parcialmente el Parque Lezama. Pero desde la Comisión dicen que el convenio firmado excluirá del encierro al anfiteatro y otros puntos. Además, tanto los asambleístas que se oponen al cerco como los vecinos que creen que es necesario por seguridad rechazan este proyecto.

“En el marco de la mesa de diálogo en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, ya firmamos un acuerdo con la Comisión Nacional de Monumentos Históricos –anunció Patricio Di Stéfano, el subsecretario de Uso de Espacio Público de la Ciudad–. Se acordó enrejar entre un 70% y un 75% del parque, dejando por fuera el anfiteatro y el Monumento a la Cordialidad Argentino-Uruguaya, que está sobre Martín García”. Y agregó: “A principios de abril, va a estar terminada la obra de recuperación del Lezama. Vamos a retomar el enrejado en estos días, va a llevar dos meses y se va a hacer con el parque ya abierto”.

En tanto, el presidente de la Comisión de Monumentos, Jaime Sorín, negó que el acuerdo firmado autorice el enrejado. “Sí acordamos el mantenimiento del anfiteatro, que el Gobierno porteño pretendía eliminar, y que se dejará con sus usos actuales. Además, la Ciudad se comprometió a cuidar las esculturas para que no sufran daños durante las obras. Pero en el acuerdo no se dice nada sobre las rejas”, precisó Sorín.

Mientras tanto, desde la Defensoría del Pueblo porteña emitieron un comunicado detallando los resultados de la mesa de diálogo que el defensor Alejandro Amor promovió desde febrero. Allí se recordó que los vecinos habían reclamado la participación de la Comisión, porque el parque es Monumento Histórico Nacional. Por eso, en las negociaciones participaron Sorín, Di Stéfano y el propio Amor.