Comuna 3

Sigue la polémica por las canchas de fútbol en Balvanera

Comuna 3

La Ciudad tiene 12.255 manzanas, pero una está a mitad de camino entre ser una ruina y una construcción. Es la manzana 66, delimitada por las avenidas Belgrano y Jujuy y las calles Moreno y Catamarca, en Balvanera. En el frente, está rodeada de paredones semi destruidos y tapiales, que son el esqueleto de casas y locales que una vez existieron. Por dentro, funcionan entre nueve y once canchas al aire libre, con pasto sintético, reflectores y carteles publicitarios.

La habilitación de las canchas, a fines de abril, tiene movilizados a los vecinos que miran con preocupación las condiciones en las que se hace el emprendimiento comercial. “En febrero, un paredón que está en la esquina de Jujuy y Moreno se cayó hacia adentro. No se entiende -cómo un lugar puede funcionar con la cáscara de una demolición”, se quejó un vecino que vive sobre la avenida Jujuy, frente al predio, y prefirió no dar su nombre.  “No hay una regulación -siguió- que le ponga un límite de horario a la actividad. El domingo, feriado, los gritos de la gente jugando al fútbol se escucharon hasta las dos de la mañana”.

La polémica con Manzana 66 data de 2011. Ese año, un grupo empresario empezó a comprar las propiedades de la zona y las fue demoliendo hasta convertirlas en un terreno baldío. Detrás de la operación de hormiga estaba Ake Music, una compañía que pretendía construir un estadio para 18.000 personas -2.000 menos que el Madison Square Garden de Nueva York-, con una inversión de 120 millones de dólares. La edificiación del estadio activó la oposición inmediata de los vecinos, quienes marcaron que la zonificación de la manzana (R2aII y C3I) no admite un estadio sino que habilita el suelo para viviendas y locales. Para que pudiera hacerse había que aprobar en la Legislatura una rezonificación.

Nos sorprendió que permitiesen su funcionamiento. Desde la Agencia Gubernamental de Control no nos informan los argumentos que fundaron su decisión. Y nosotros otra vez tenemos que convivir con las luces, los cánticos, los gritos de los jugadores hasta la madrugada, los frentes destruidos y las veredas rotas”, dijo Alberto Aguilera.  líder de Manzana 66 Verde y Pública.