Ciudad

Topadoras trabajando en la Ecoaldea de Ciudad Universitaria alteraron a sus habitantes

Ciudad

La presencia de topadoras alertó a los habitantes de la ecoaldea Velatropa, en la Ciudad Universitaria, en Núñez. Cuando aparecieron las máquinas, los manifestantes se propusieron realizar un picnic permanente para impedir que se desmonten unos frutales.

Los trabajos, que lleva adelante el gobierno porteño, son parte del proyecto de creación de una reserva natural en la Costanera Norte, acordado con las autoridades de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Las tareas comenzaron a fines de diciembre y están trabajando cinco áreas de la Subsecretaría de Mantenimiento del Espacio Público: Espacios verdes, Alumbrado, Veredas, y Calzadas y Pluviales.

Según detallaron en el ministerio, “se quitó parte de las columnas de alumbrado para poner en su lugar luminarias LED. El sector donde estaban trabajando hoy [por ayer] es el mismo sitio donde hicieron tareas desde el viernes, frente a la facultad en el área de deportes. Las excavadoras se ocuparon del desmonte de una porción de terreno (en el que solamente se quitó césped) para ampliar la calzada y realizar una bicisenda”.

Los habitantes de la aldea enviaron ayer un comunicado en el que manifestaron su oposición a este acuerdo, ya que, según ellos, cambió varios aspectos de la ley que creaba la reserva.

“La ley original creaba una administración elegida por concurso público junto con un consejo asesor, multidisciplinario e inclusivo, integrado por la comuna 13, organizaciones ambientales y catedráticos, entre otros. La ley actual impone que «la administración surge de un convenio específico entre la Ciudad y la UBA»”, se indicó, además de remover por completo el concepto de consejo asesor.

Y agregaron: “Originalmente se estableció elaborar un plan de manejo con el respaldo de este consejo asesor. La nueva ley se limita vagamente a mencionar, en un anexo, un proyecto de plan de manejo escrito en 2007”.

Los habitantes de ese espacio también denuncian que el acuerdo creó una nueva delimitación que reduce el área considerada como reserva.

En el gobierno, en tanto, indicaron que están trabajando sobre la geografía existente. “No se agrega cemento, sino que, por el contrario, sólo se embellece lo que ya hay, y se aumentará el espacio verde en 3000 metros cuadrados.”

El presupuesto final de la obra es de $ 25.000.000, y se espera que esté terminada el 30 de abril de 2015. Incluye ordenamiento de la zona del estacionamiento y del transporte público y la incorporación del sistema ecobici..