Comuna 1

#TuBarrioAhora: dos cuadras de cola en Montserrat para comprar un pan dulce

Comuna 1

“Llegué a las 6.30 de la mañana y ya había dos personas acá en la puerta pero vale la pena esperar porque este pan dulce es muy rico, vengo todos los años”, comentó a Télam uno de los primeros compradores que estaba en la fila.

Mientras tanto, durante la espera de la apertura, un hombre que caminaba con bastón se acercó a la puerta del lugar y les preguntó a los primeros de la fila si le permitían pasar, pero la respuesta al unísono fue que lo disculparan porque ellos estaban allí desde las 6 de la mañana.

El hombre no se rindió y cuando una de las vendedoras salió a decir que faltaba poco para que abrieran, le solicitó que lo dejaran pasar, que él se sentaba en una silla y “no tenía problemas en esperar el tiempo que fuera necesario”.

Así de buscado es el pan dulce cuyos secretos fueron revelados por uno de los responsables del restaurante e hijo del dueño, Federico Yahbes: “Este pan dulce tiene todo y se respeta a rajatabla la receta original de mi abuela con almendras, castañas de cajú, avellanas, nueces, pasas de uva, frutas escurridas y manteca, porque no lo hacemos con margarina”.

Consultado respecto de porqué piensa que el pan dulce tiene tanto “éxito”, respondió que de alguna manera se vincula con que “se respetó la receta original”, y que además nunca se le sacó ninguno de los ingredientes y si “por ejemplo, si las almendras están más caras, no se las saca”.

El mismo pan dulce que hoy venden todos los días a las cientos de personas que se acercan en el horario de 9 a 11 de la mañana y de 17 a 19, es el que Yahbes comía junto a su familia cuando era chico y preparaba su abuela.