Ciudad

Ya se puede construir el “estacionamiento de la polémica” en el Parque Gral. Las Heras

Ciudad

a Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad hizo lugar a los recursos deducidos por el Gobierno porteño contra un fallo de primera instancia en la cual se declaró inviable el proyecto de construcción de un estacionamiento subterráneo en el Parque General Las Heras.

Los integrantes de la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, Esteban Centanaro y Fernando Juan Lima (Mabel Daniele no suscribió por hallarse de licencia), resolvieron el pasado 22 de septiembre “hacer lugar a los recursos deducidos por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y Vialco SA” contra un fallo de primera instancia en la cual se declaró inviable el proyecto de construcción de un estacionamiento subterráneo en el Parque General Las Heras, y “en consecuencia, revocar la sentencia dictada y rechazar la presente acción de amparo, en cuanto solicitó la suspensión de la obra”.

La sentencia revocada, fue dictada en agosto de 2014 por la jueza Patricia López Vergara, haciendo lugar al amparo impulsado en el año 2010 por varios vecinos de Palermo, al entender que la obra cuestionada ponía en riesgo la supervivencia de 133 árboles y el patrimonio arqueológico urbano proveniente de la existencia anterior de la Penitenciaría Nacional en dicho predio.

En la resolución de la Cámara porteña, luego de detallar el marco normativo vinculado con el amparo y de señalar los antecedentes que dieron lugar a la obra denominada “Proyecto de Detalle y Construcción de una Playa de Estacionamiento Subterránea Concesionada Ubicada en el Parque Las Heras”, los magistrados sostuvieron que “la cuestión en autos se centra en dos aspectos: i) la supervivencia de las especies arbóreas que estarían implicadas en la construcción de la playa de estacionamiento subterránea cuya licitación fue adjudicada a la codemandada Vialco SA; y, ii) la preservación del patrimonio arqueológico que subyacería bajo la superficie del parque Las Heras y que se encontraría ocupando una porción del espacio que se dedicaría a la obra de mención”, y evaluaron los datos que surgen de los peritajes practicados en la causa en relación a los aspectos cuestionados por los amparistas.