Ciudad

El filete porteño patrimonio de la humanidad

Ciudad

El filete porteño ya es patrimonio de la humanidad. Fue inscrito en la lista del Patrimonio Inmaterial de la UNESCO. Definido como “un sentimiento alegre que se pinta”, nació en los mercados a principios de siglo.

“El filete porteño de Buenos Aires es una técnica pictórica tradicional que combina los colores vivos con estilos tipográficos específicos. Sus realizaciones se pueden contemplar en autobuses urbanos, camiones y señalizaciones de tiendas y almacenes”.

Esta práctica “ha llegado a ser parte integrante del patrimonio cultural de la ciudad”, indicó el Comité para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial, reunido en Windhoek (Namibia). “Esta práctica cultural ha llegado a ser parte integrante del patrimonio cultural de la ciudad”, informaron.

“El mérito es de los fileteadores”, resaltó Hernán Lombardi en diálogo con Clarín. “El filete tiene que ver con lo único e irrepetible de Buenos Aires, este arte alrededor de los mercados de principios de siglo”, manifestó el actual ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires y próximo responsable de los medios públicos.

Según se organización con sede en París, las imágenes del filete “incorporan elementos de carácter social o religioso y la temática popular de éstas comprende, entre otras, representaciones de santos y personalidades políticas admiradas, así como de estrellas musicales e ídolos deportivos. A veces, las imágenes van acompañadas de dichos y refranes”.